Realizamos un primer contacto telefónico para saber quién es el interesado y qué necesidades existen. También se puede realizar este primer contacto vía mail para los más tímidos, aunque siempre preferimos escucharos.

Después realizamos una primera toma de contacto en la primera sesión, donde nos contáis más detalladamente por qué queréis venir y nos conocemos personalmente.

¿Cuánto duran las sesiones y cuál es su frecuencia?

Realizamos sesiones de 50 minutos. Cuando son niños los que acuden a terapia, realizamos una primera parte de sesión con el niño y 10 minutos con los padres al final para explicarles qué se está trabajando. La frecuencia de las sesiones es semanal, volviéndose quincenal una vez esté más avanzado el proceso.

¿Cómo son las sesiones?

Trabajamos desde una metodología muy práctica adaptando las sesiones a lo que requiera el paciente en cada momento. Para ello utilizamos diferentes herramientas como el juego simbólico, representaciones, expresión corporal, técnicas proyectivas, etc. siempre en un ambiente cercano y respetando el proceso de cada uno de vosotros.

¿Puedo dejar a mi hijo durante la sesión y volver luego?

Sí, pero respetando siempre los tiempos de las sesiones para no repercutir en el resto de sesiones. Además, disponemos también de una sala de espera por si prefieres servirte un café, un té o tomarte unas pastas. 

¿Cuánto durará el proceso terapéutico?

Esto es una pregunta muy frecuente. La duración depende completamente de las necesidades de cada persona, de su momento evolutivo y de su proceso de crecimiento personal.

¿Cómo realizo los pagos?

Se pueden realizar de manera mensual (en bonos) o de forma individual al finalizar cada sesión. Aceptamos tanto pago en efectivo como transferencia bancaria.