DEPRESIÓN Y ANSIEDAD ADOLESCENTE. ¿OLVIDADOS DURANTE LA PANDEMIA?

No es arriesgado decir que la difícil situación a la que nos hemos enfrentado y a la que nos seguimos enfrentando durante el último año nos ha afectado a todos. Durante los meses de confinamiento estricto, nuestra atención estaba enfocada en las muertes, en las medidas, en los picos y en los contagios. También en las residencias, en las madres y padres trabajadores a cargo de niños pequeños y en la conciliación laboral. Todos tuvimos que adaptarnos a las nuevas circunstancias en la medida en la que nos fue posible. Sin embargo, hay un grupo que tuvo y sigue teniendo que hacer grandes esfuerzos por adaptarse a esta situación [LEER MÁS].

Las crisis existenciales

En estos momentos, sobre todo destacan los cuestionamientos hacia uno mismo o hacia la vida, las comparaciones consigo o con los demás, los sentimientos no gratificantes como la falta de identificación o de comprensión hacia uno mismo, la sensación de insatisfacción o la pérdida de ilusión. Son etapas en las que todo lo forjado empieza a tambalearse o por lo menos a cuestionarse y todo lo que queda por delante se ve de manera torpe o con falta de nitidez. [LEER MÁS]

Poderes en las relaciones

Desde que somos pequeños, el poder y la lucha por conseguirlo es algo presente en nuestras relaciones. En la infancia, este conflicto predomina en torno a los 2-3 años con el inicio de las normas y la puesta en marcha de los niños/as de conductas desafiantes para conseguir una posición de poder en la familia. En función de cómo se resuelva este tramo, condicionará la estructura familiar y cómo se relacionará este niño/a con el poder en otras etapas evolutivas importantes a lo largo de su vida. Es así por tanto como comienza el ser humano a posicionarse en las relaciones sociales y en las relaciones íntimas o de pareja [LEER MÁS].

La salud mental ¿Inversión o gasto?

El 10 de octubre es el día internacional de la salud mental y queremos dedicar esta entrada a ello, pues engloba toda nuestra profesión. Cuando hablamos de salud mental, es importante hacer este énfasis en la palabra salud (promoción y prevención del bienestar mental) y no como estamos acostumbrados de hacerlo en la enfermedad y el trastorno. [LEER MÁS]